Arrancan Programa de Tamizaje Cardíaco

0
175
Por Jesús Hernández
El gobierno de Nuevo León puso en operación este martes el programa de Tamizaje Cardiaco en el sector salud de la entidad, que beneficiará a unos 70 mil recién nacidos por año para el diagnóstico y tratamiento temprano de cardiopatías congénitas.
El arranque de este programa que estuvo a cargo del gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, se realizó en el marco de la Cruzada Nacional por Niños, Niñas Tamizaje Metabólico y Auditivo.
Junto a su esposa, Gretta Salinas de Medina, la presidenta del Patronato del DID Nuevo Léon, y del Secretario de Salud, Jesús Zacarías Villarreal, el mandatario estatal dio a conocer que con este proyecto se aplicará el estudio a neonatos de oximetría de pulso, exploración física y ecocardiografía  para evitar el riesgo de secuelas y mejorar su pronóstico y sobrevivencia.
“Nuevo León es punta de lanza, este programa que estamos lanzando ahora del Tamizaje cardiaco es único en el país, y por lo que pudimos ver en la presentación, es la principal causa de malformaciones o muertes, de discapacidades, y ahora Nuevo León está dado ese paso”
“Es un evento muy importante el que estamos teniendo el día de hoy, no es un anuncio más, insisto, se trata de echar a andar, de poner en marcha un programa tan importante que estoy seguro que a la vuelta de un año que nos volvamos a reunir o seis meses, vamos a poder descubrir y compartir las cifras en relación a todo lo que pudimos prevenir y lo que pudimos evitar”, expresó Medina de la Cruz.
Así, Medina de la Cruz enfatizó que con esto se logrará otorgar un tratamiento temprano adecuado, y a su vez disminuir la discapacidad y mortalidad infantil.
El gobernador informó que el programa de Tamizaje Cardiaco se aplicará en ocho  nosocomios de los Servicios de Salud en el Estado como son los Hospitales Materno Infantil; Metropolitano, los generales de Montemorelos, Linares, Cerralvo, Galeana,  Doctor Arroyo y de Sabinas, además del Universitario, del Hospital de Ginecología y Obstetricia del IMSS y del San José.
Precisó que se estima beneficiar a alrededor de 70 mil niños por año. Las anomalías congénitas, también llamadas defectos de nacimiento, afectan a uno de cada 33 lactantes y causan 3.2 millones de discapacidades al año.
Se calcula que cada año, 270 mil recién nacidos fallecen durante los primeros 28 días de vida debido a anomalías congénitas como malformaciones cardiacas, defectos del tubo neural y el síndrome de Down.
La cardiopatía congénita (CC) es la malformación más frecuente entre los recién nacidos y representa la segunda causa de muerte en los menores de un año de edad. 
Tras el nacimiento, el bebé se someterá (con la autorización de los padres) dentro de las primeras 24 horas de vida o antes del egreso hospitalario, a una serie de pruebas de Tamizaje  neonatal para detectar algunas anomalías congénitas que requieren tratamiento temprano como son el Tamizaje auditivo, metabólico ampliado, visual  y ahora el cardiaco.
Los médicos deben realizar una prueba de saturación de oxígeno a todos los niños a 24 horas de nacido y antes de 48 horas; a esta prueba se le ha llamado  “tamiz neonatal para cardiopatías congénitas complejas”, es un examen no invasivo, rápido y fácil de realizar.