Cancela INE obras para ampliar sede

0
35

Será Hacienda la que en su caso asigne ese recurso a “áreas prioritarias de gasto del Estado”.
CIUDAD DE MÉXICO.-Por unanimidad, los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) acordaron este miércoles cancelar la construcción de su nueva sede de dos torres gemelas, y entregar a la Secretaría de Hacienda los mil 70 millones de pesos de su Fondo Inmobiliario que tenía listos para financiar la obra.

Será Hacienda la que en su caso asigne ese recurso a “áreas prioritarias de gasto del Estado”, acordó el INE, al anunciar además un recorte de 10% a las percepciones de sus funcionarios y otras medidas de austeridad.

Así terminó el proyecto de la nueva sede del INE, planeado durante 15 meses —como dio a conocer EL UNIVERSAL el 12 de octubre de 2015—, y se decidió suspenderlo tras valorar la coyuntura: contexto económico adverso, impacto en el bienestar de los ciudadanos y en la credibilidad de las instituciones, lo que “alimenta un extendido malestar social”.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, explicó así la decisión, “para el INE la confianza de la sociedad en torno a su actuación constituye el principal insumo y fuente de legitimidad para desempeñar cabalmente su función constitucional de organizar elecciones”.

El acuerdo se alcanzó este miércoles tras una reunión de casi tres horas, en que los consejeros valoraron la inviabilidad de mantener en pie la decisión de construir la megaobra en un escenario de aumento de tasas de interés, devaluación del peso y aumento en el precio de los insumos, además de otros elementos, como el malestar social por los gastos de las instituciones públicas y sus funcionarios, de los que este diario ha dado cuenta.

Así, coincidieron en que no es momento para realizar la obra y lo dieron a conocer en comunicado conjunto, mismo que fue leído por Córdova y en el que se planteó que “el INE no puede ser ajeno ni insensible”.

En él, se indicó que se concluirá la planeación de las torres, misma que ya está en curso, por si cambia el entorno y puede concretarse en un futuro, pues de origen la intención fue ahorrar más de 100 millones de pesos anuales en pago de rentas, por lo que “reiteramos la pertinencia de la propuesta de construcción”, pero la situación de la economía “exige que, por ahora, se reconsidere el destino de esos recursos”.

Además se dieron a conocer “medidas de austeridad”, adicionales a las que tomará en febrero: las remuneraciones de los consejeros y de los integrantes de la Junta General Ejecutiva (JGE) ampliada —los directores generales, titulares de Unidades Técnicas— se reducirán 10%, aunque “no han tenido ningún incremento nominal” (sólo en términos reales, acordes a la inflación) en cinco años.

Ese personal de mando también renunció a la prestación de telefonía celular, “asumiendo cada uno de ellos, desde ahora, los gastos”.

Se hará una “profunda revisión” de la política de uso de vehículos oficiales y medidas para no aumentar el gasto en gasolinas, y ahora se hará público el ejercicio presupuestal del INE cada trimestre y no a fin de año.
Renuncian al seguro médico 86 diputados
CIUDAD DE MÉXICO.-La Dirección General de Servicios de la Cámara de Diputados informó que sólo 86 de los 500 legisladores federales renunciaron a la prestación del seguro de gastos médicos mayores que les otorga el Palacio Legislativo de San Lázaro.

En tres distintos documentos a los que tuvo acceso EL UNIVERSAL, esta área detalla que solamente renunciaron 27 diputados del PRD; 34 de Morena y los 25 de Movimiento Ciudadano (MC).

El primer grupo parlamentario en anunciar su renuncia al seguro de gastos médicos mayores fue Movimiento Ciudadano, que está integrado por 25 legisladores y que encabeza Clemente Castañeda. En un documento firmado el 26 de agosto de 2015 los diputados de esta bancada afirmaron que esta renuncia era irrevocable.

“Anunciamos que hemos tomado la decisión de renunciar a ser beneficiarios del seguro colectivo de vida y del seguro de gastos médicos mayores que se les otorgan a los diputados. Esta es una decisión que los suscritos tomamos voluntariamente y que es de carácter irrevocable”, describen en el documento enviado al titular de la Secretaría General de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara.

Se afilian al ISSSTE. Unos días después, el 24 de septiembre del mismo año, la bancada de Morena acudió a las instalaciones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para anunciar que todos sus integrantes renunciaban a este seguro y pidieron a las autoridades de esta dependencia su afiliación para ser atendidos como cualquier trabajador.

En el partido del sol azteca, sólo 27 de 60 diputados renunciaron a esta prestación; entre ellos, el vicecoordinador Jesús Zambrano Grijalva; Guadalupe Acosta Naranjo; el presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, Waldo Fernández; el presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, Luis Maldonado Venegas, y el coordinador parlamentario, Francisco Martínez Neri.

Además, Francisco Xavier Nava; la presidenta de la Comisión del Distrito Federal, Cecilia Soto, y el ex delegado de Iztapalapa Jesús Valencia, entre otros.

Iniciativa congelada. El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano presentó una iniciativa en la actual Legislatura con el objetivo de adicionar una fracción al artículo 65 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para que no se autorice la contratación de seguros de gastos médicos privados para servidor público alguno, de la Administración Pública Federal.

El coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, informó que con esta medida se podrían ahorrar más de mil millones de pesos.