Conductor de la BBC abusó sexualmente de más de 500 personas, en su mayoría menores

0
186

Saville abusaba sexualmente de las personas en las instalaciones de la propia BBC.
Saville abusaba sexualmente de las personas en las instalaciones de la propia BBC.
LONDRES, 2 de junio (Al Momento Noticias).- Jimmy Saville, el popular conductor de laBBC, abusó sexualmente de al menos 500 personas, en su mayoría menores de edad que no rebasaban los 15 años, e incluso hubo una de apenas dos; su primera víctima data de los años 40 y la más reciente de 2009.
Lo anterior se dio a conocer después de una nueva investigación del programa Panorama, de la propia cadena televisiva, que reveló además, que los abusos los cometía en las instalaciones de la BBC y en sitios donde realizaba actos de beneficencia.
Saville es “sin duda uno de los pederastas más prolíficos del Reino Unido, y probablemente el mayor criminal de delitos sexuales que la organización ha conocido”, aseguró Peter Watt, director de Protección a Menores de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra Niños (NSPCC por sus siglas en inglés).
Programa Panorama
La mayoría de las víctimas de Saville, quien falleció en 2011, eran niñas de entre 13 y 15 años de edad, y el más joven tendría apenas dos años de edad, destacó una investigación especial para el programa Panorama.
NSPCC informó que su teléfono de ayuda a víctimas ha recibido desde enero de 2013 cincuenta reportes más de abuso sexual contra niños y niñas de todas las edades, así como adultos de ambos sexos.
El primer incidente data de los años 40 y el más reciente de 2009.
Sin embargo, nunca fue procesado por delitos sexuales y sus abusos salieron a la luz pública después de su muerte en 2011.
Saville, que fue conductor del popular programa “Top of The Pops” y “Jim´ll Fix It”, abusó de sus víctimas en las instalaciones de la cadena británica BBC, en casas de beneficencia y en hospitales donde hacía labores de caridad.
Según un reporte de la asociación “Giving Victims a Voice” (Dar Una Voz a las Víctimas), el victimario utilizó su fama “como una herramienta de abuso, control y coerción contra sus vulnerables víctimas”.