Corrupción de Odebrecht involucra a Felipe Calderón

0
119

La investigación sobre los sobornos que el gigante de la construcción Odebrecht repartió en América Latina, ya envuelve en la sospecha al ex presidente Felipe Calderón, quien ha sido mencionado en la investigación que se lleva a cabo en Brasil por sobornos y que involucra al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Dos ejecutivos de Odebrecht, habrían solicitado al entonces presidente de Brasil que arreglara una reunión con Calderón como parte de una estrategia de negocios, de acuerdo a lo que consta en un expediente judicial obtenido por la organización Mexicanos contra la Corrupción, donde se detallan los pagos para corromper a funcionarios de otros países.

La principal evidencia es un correo electrónico entre los dos ejecutivos del consorcio en donde piden a Lula da Silva gestionar la reunión con Calderón.

Textualmente dice:

emQuerido tricolor./em

emNecesito tu ayuda con respecto a este tema:/em

emHacer un esfuerzo para que LILS acepte una invitación especial de Calderón de ir a México a principios de febrero./em

emCuando puedas, me llamas, para hablar al respecto./em

emAbrazo/em

R.

“LILS”, es el acrónimo del ex presidente Lula y era utilizado frecuentemente en los correos recuperados para el caso “Lava Jato”. Roberto Prisco Ramos, quien envió este mensaje y firmó como “R”, en ese momento era el director de Braskem, la filial de Odebrecht que estaba por cerrar el negocio por la planta de Etileno XXI, en Veracruz.

Odebrecht lograría que a cambio de las inversiones en México, el país dejaría de importar polietileno.

Uno de los negocios, se desprende de la investigación, sería que Braskem una filial de grupo Odebrecht, considerada la empresa líder en América Latina en la división de petroquímica, cerraría un negocio que le dejaría ventas estimadas en 2,000 millones de dólares (mdd ) anuales.

Para alcanzar esta meta requerían que Pemex les suministrara 66 mil barriles diarios de gas etano a “precios preferenciales”, en una planta construida en Coatzacoalcos, Veracruz.

La obra que finalmente se levantó ahora es conocida como Etileno XXI y desde aquellos años el precio del gas etano es un secreto y así permanecerá por 20 años con posibilidad de prorrogarse por cinco más

Contrario al caso mexicano, el mensaje de correo electrónico emitido a Lula da Silva, ha sido considerado como una prueba relevante por el juez brasileño, Sergio Moro en una línea de investigación contra el exmandatario brasileño por presuntamente haberse prestado a los intereses de Odebrecht usando su investidura presidencial.

El 23 de febrero del 2010, Calderón y Lula tuvieron un encuentro privado en México dentro de la Cumbre de la Unidad Latina y del Caribe organizada en Quintana Roo.

Para entonces, habían pasado dos meses y medio, apenas 75 días, del correo electrónico entre los ejecutivos de Odebrecht, Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar.

Al final de la cita de trabajo, los expresidentes emitieron un comunicado conjunto en el cual se felicitaron precisamente por la inversión de 2, 500 millones de dólares que realizaría el grupo mexicano Idesa y la brasileña Braskem para la construcción de un complejo petroquímico en Veracruz.

Los ejecutivos de Odebrecht involucrados en el intercambio de correos también negociaron el pago de sobornos en Brasil promovidos desde México, donde mediante “claves” se referían a comida para hablar de sobornos.

El expediente sobre la investigación del caso Odebrecht que se lleva a cabo en un juzgado brasileño, citado por la organización Mexicanos contra la Corrupción, destaca que Pemex habría cancelado tres proyectos de infraestructura propia para no competir con Odebrecht.