Descarta Bronco pedir permiso a EPN para buscar presidencia 

0
261

El ir o no por la candidatura, reiteró, será una decisión que tomará en conjunto con la ciudadanía a finales de año.
Monterrey, N.L.-De lanzarse por la presidencia de México, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón no pediría permiso al presidente Enrique Peña Nieto, sino a los neoleoneses.

Luego que durante su visita a tierras regias, el primer mandatario aclaró que el apoyo de la federación a Nuevo León no iría más allá de lo institucional, el “Bronco” aseguró que está mejor sin el apoyo del PRI.

El ir o no por la candidatura, reiteró, será una decisión que tomará en conjunto con la ciudadanía a finales de año.

“Yo no le voy a pedir permiso al presidente, yo encantado de, evidentemente, no tener al PRI de lado mío, eso es algo grandioso”.

“Yo no le pediré permiso más que a los nuevoleoneses, en ese sentido, si decidiera yo hacer eso, evidentemente pediré permiso a los neoloneses, cuando así sea, en diciembre o enero, no sé”, expresó.

Respecto a las presuntas negociaciones que se llevaban con el gobierno federal en torno a la candidatura presidencial, Rodríguez Calderón señaló que en ningún momento se habló en ese sentido.

Explicó que si bien Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, indicó que se estaba en medio de una etapa decisiva para el futuro de Nuevo León y de México, éste se refería estrictamente a la liberación de recursos. 

Una posible candidatura, resaltó, no es tema a tratar con la federación.

“Nosotros no hemos dicho nunca que vamos a negociar con el gobierno federal, el gobierno federal no decide absolutamente nada respecto a la posibilidad de que alguien pueda ser candidato”.

“El tema de la negociación es que vamos a negociar con la federación, de gobierno a gobierno, como dijo el presidente, yo estoy de acuerdo con él en el sentido de que Nuevo León tiene que tener más recursos de parte de la federación”.

Independientemente de quién sea el próximo presidente de la República, agregó, Nuevo León seguirá negociando la llegada de recursos.