‘El Cochi’, sucesor de ‘El Ojos’, cayó en Monterrey: CNS

0
31

CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior).- Autoridades federales detuvieron a tres presuntos narcomenudistas, integrantes del Cártel de Tláhucac, en operativos realizados de manera simultánea en Monterrey y la Ciudad de México, informó el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia.

En un mensaje, en el que no se permitieron preguntas de los medios de comunicación, dijo que los tres detenidos son Uriel Issac “N”, Rubén “N” padre y Rubén “N” , hijo.

Detalló que Uriel Issac fue detenido en Monterrey, NL, como presunto responsable de las actividades de narcomenudeo y extorsión para un grupo delictivo que opera en la delegación Tláhuac de la Ciudad de México.

Tras el fallecimiento del anterior jefe de este grupo delictivo (Felipe de Jesús Pérez Luna “El Ojos”), Urial Issac “N” quedó al mando, se movía entre la Ciudad de México y el estado de Nuevo León, entidad federativa desde donde giraba instrucciones para evitar ser detectado. Durante su detención se le aseguró medio kilogramo de una sustancia con las características propias de la droga sintética conocida como cristal”, precisó Sales Heredia.

Agregó que, en paralelo, en la Ciudad de México se implementó un operativo en las delegaciones Venustiano Carranza e Iztacalco, y en esta última fueron detenidos Rubén “N” padre y Rubén “N” hijo.

En los inmuebles cateados se encontraron 12 armas cortas de diversos calibres, más de un kilogramo de polvo blanco con las características propias de la cocaína, y diverso numerario en moneda nacional”, indicó.

Aseguró que, durante ambas acciones, a los detenidos les fueron leídos y respetados sus derechos. Después fueron trasladados y puestos a disposición del Ministerio Público Federal con sede en ambas entidades.

Destacó que los inmuebles se encuentran asegurados por la autoridad ministerial, y finalmente ratificó el compromiso del gobierno federal, de mantener y fortalecer los principios planteados en los principios de la política pública de seguridad y procuración de justicia que permitan recuperar la paz y la tranquilidad de los mexicanos.