EPN y Conago, ‘firmes’ para enfrentar crímenes contra periodistas

0
81

CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior).- Debido a los asesinatos de los periodistas Javier Valdez y Jonathan Rodríguez, asesinados en Sinaloa y Jalisco, respectivamente, el presidente Enrique Peña Nieto y los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) impulsaron una serie de medidas por la libertad de expresión y para la protección de los comunicadores en el país.

Luego de guardar un minuto de silencio por los homicidios de los comunicadores, el presidente Enrique Peña Nieto condenó estos hechos y anunció una serie de acciones para “brindar un entorno de seguridad y dignidad en la labor periodística”.

Este ha sido un gobierno que se ha distinguido por ser respetuoso de la libertad de expresión. Entiendo su indignación a la que nos sumamos y nos solidarizamos y reafirmamos nuestro compromiso para combatir la impunidad y la muerte de los periodistas no quede impune y se castigue a los responsables”, agregó.

Así, las entidades y las instituciones federales trabajarán en el fortalecimiento de la estructura y el presupuesto para el mecanismo de protección de periodistas y defensores de derechos humanos.

Además, se implementará un esquema nacional de coordinación con las entidades y un protocolo para hacer frente y reducir las situaciones de riesgo para esos profesionales.

Entre las propuestas también está el fortalecimiento de las fiscalías especiales para investigar estos delitos con más personal y mejor capacitado; con mecanismos de contacto con la sociedad civil y el gremio periodístico; con el impulso de las investigaciones; con la coordinación transversal entre autoridades federales y locales para investigar los delitos con una visión de derechos humanos; apoyo a unidades; creación de protocoloes para la atención de víctimas.

Actuaremos con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables. No se mata a la verdad matando a periodistas”, dijo el presidente.

En tanto, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, condenó el asesinato de Javier Valdez, así como las agresiones contra los periodistas y los defensores de derechos humanos, así como del periodismo.