España confirma la entrega a México a uno de ‘Los Porkys’

0
39

MADRID. (EFE).- La Audiencia Nacional española ratificó la extradición a México de Diego Cruz Alonso, el joven de 21 años detenido en Madrid como uno de los miembros de los “Porkys de Costa de Oro”, reclamado por “pederastia tumultuaria” por la supuesta violación de una menor en Veracruz en enero de 2015.

De acuerdo con fuentes jurídicas, los magistrados rechazaron hoy el recurso del detenido después de que los jueces accedieran a su entrega a las autoridades mexicanas.

Cruz Alonso fue detenido el pasado 10 de junio en Madrid

La Audiencia aprobó la extradición porque el delito por el que se le reclama es de naturaleza común, no se advierte motivación espuria en la demanda, no ha prescrito y consideran “incuestionable la jurisdicción de México atendido el principio de territorialidad”.

Además, consideran que la nacionalidad española que argumenta el reclamado, no impide su extradición, ya que el joven no acreditó “ninguna otra relación en España que sus estudios”.

La supuesta agresión a una menor de 17 años ocurrió en enero de 2015 en Veracruz -no se denunció hasta mayo-, y el joven se inscribió en noviembre de ese año en un curso de la Universidad Europea de Madrid, adonde se trasladó en marzo de 2016, lo que para la Fiscalía española supuso una huida de la justicia mexicana.

Durante la vista de extradición, Cruz Alonso se declaró entre lágrimas “cien por ciento inocente” y explicó que el padre de la víctima le extorsionó a él y a los otros tres acusados de la violación en grupo (de familias adineradas) y les obligó a grabar un video disculpándose por una violación que, según él, no cometió.

Es el segundo de los presuntos autores de esta agresión que ha podido ser arrestado

Pese a ello, el tribunal no ha dado “ninguna credibilidad” a la versión exculpatoria del reclamado.

Cruz Alonso, detenido el pasado 10 de junio en Madrid y acusado de “pederastia tumultuaria”, es el segundo de los presuntos autores de esta agresión que ha podido ser arrestado, ya que en mayo lo fue en México otro de los sospechosos, Enrique Capitaine.