Este “débil crecimiento” es en buena medida por la evolución de la productividad: Peña Nieto

0
133

Indispensable detonar un crecimiento económico elevado, sostenido y sustentable
Indispensable detonar un crecimiento económico elevado, sostenido y sustentable
CIUDAD DE MÉXICO, 27 de mayo (Al Momento Noticias).- El presidente Enrique Peña Nieto pidió tener certeza de que con las reformas transformadoras en los años siguientes México “transitará de un bajo crecimiento inercial a un crecimiento económico acelerado”.
Durante la reunión nacional de Consejeros 2014 BBVA Bancomer, reconoció que es indispensable detonar un crecimiento económico elevado, sostenido y sustentable.
“Tenemos que lograr tasas de crecimiento superiores, ya que de 1980 a la fecha nuestra expansión económica ha sido de apenas 2.4 por ciento en promedio anual”, subrayó.
Explicó que este “débil crecimiento” es en buena medida por la evolución de la productividad, que en ese mismo periodo de poco más de 30 años disminuyó 0.7 por ciento.
Advirtió que para revertir esta situación estructural es necesario lograr mayores niveles de productividad en todas las regiones del país, y en todas sus unidades económicas, especialmente, en las micro, pequeñas y medianas empresas, las grandes generadoras del empleo en el país.
Acompañado por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, enumeró las bondades de cada una de las reformas estructurales y aseguró que algunas de sus leyes secundarias aún son analizadas y enriquecidas por los legisladores y “sus beneficios se irán incrementando” conforme su implementación.
Además, señaló, en la medida que los agentes económicos empiecen a aprovechar las oportunidades que generan.
Ante banqueros, el mandatario federal admitió que pese a indicadores alentadores “falta mucho por hacer y ciertamente mucho por crecer”. “Lo mas importante es que México se ha atrevido a cambiar, se atrevió a impulsar las transformaciones que le permitirán convertirse en una nación más prospera”.
En su discurso, Peña Nieto afirmó que el país hoy es mucho más que una economía estable, es “una economía con un amplio potencial para crecer en los años y décadas por venir”.
“Así lo ven los analistas e inversionistas de todo el mundo, porque México ha arrancado su transformación. Una transformación que traerá beneficios para todos y que será posible cuando empresarios, autoridades y sociedad, sumemos esfuerzos y vayamos juntos”, subrayó.
Llamó a financieros y empresarios a hacer suyo el proceso de transformación que vive el país, y los alentó a que conozcan y exploren las múltiples áreas de oportunidad que se abren para todo aquel dispuesto a cambiar y trabajar por México.
Reconoció que gran parte de la competitividad del crecimiento económico y del bienestar social de los países está determinado, precisamente, por la cobertura y calidad de sus comunicaciones y transportes, de sus instalaciones hidráulicas y energéticas, así como de su equipamiento urbano.
Por ello, enfatizó, su gobierno puso en marcha el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, en el que se prevén inversiones de 7.7 billones de pesos para generar grandes obras y proyectos a lo largo y ancho de la geografía nacional.
En ese contexto, dijo que el desarrollo de infraestructura es una de las máximas prioridades del gasto público, por sus efectos multiplicadores en la economía.
Por ello, apuntó, en el primer trimestre de este año el gasto en inversión física fue 46.5 por ciento superior al mismo periodo del año pasado.
“Así como se ha acelerado el ritmo de ejecución de obra pública en el país, también comienza a incrementarse el ritmo de crecimiento de toda la economía”; así lo sugiere, dijo, la evolución del indicador global de actividad económica que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y que en enero de este año creció 0.9 por ciento respecto a 2013.
Para febrero, su crecimiento anual fue de 1.6 por ciento, mientras que en marzo el aumento fue de tres por ciento en su comparación anual.
Destacó que las exportaciones totales durante los primeros cuatro meses del año tuvieron crecimiento de 3.7 por ciento respecto al mismo periodo de 2013.
Peña Nieto indicó que datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) apuntan que durante abril el empleo formal creció tres por ciento respecto al mismo mes en 2013.
En ese sentido, dijo que es “más relevante aún que el empleo se incrementó en todos los sectores de la economía, incluyendo el de la construcción”.
Recordó que al cierre de marzo destacó un crecimiento de 3.4 por ciento de la producción industrial del país en comparación al mismo periodo de 2013 y el componente de manufacturas aumentó de forma anual 6.8 por ciento.
Mientras que la inversión extranjera directa captada durante el primer trimestre creció 17 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.
“Esta cifra ilustra de manera clara la confianza que en México está despertando en el mundo por su amplio y profundo proceso de transformación”, insistió.