Evidencia bullying que “Marco para la Convivencia Escolar” es letra muerta

0
215

Con más de 18 millones de alumnos de primaria y secundaria, tanto públicas como privadas, que sufren de bullying,  un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) coloca a México en el primer lugar internacional en acoso escolar
Violencia sin género
Violencia sin género
El 65% de los niños y niñas en edad escolar han declarado haber sido víctima de acoso escolar
El 65% de los niños y niñas en edad escolar han declarado haber sido víctima de acoso escolar
CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo (Al Momento Noticias).- Alejandra es una niña de 13 años que cursa el segundo año de secundaria cerca de las Torres de Satélite, en un colegio religioso donde, se supone, los valores son primordiales y el amor al prójimo fundamental. Sin embargo, la realidad es otra.
Desde que ingresó al primer año de secundaria, sus compañeros comenzaron por llamarle “nerd”, “cuatro ojos”, “gorda”, “narizona” y cuanto insulto se les viniera a la mente.
Los armazones de sus lentes siempre estaban doblados por la cantidad de balonazos que recibía. Recuerda que para ella empezó a ser normal el hecho de estar sola en los recreos y defenderse diciendo cosas como: ‘Lo feo se quita, pero la estupidez permanece’.
“En varias ocasiones los acusé con la maestra, pero ¿qué otra cosa podía hacer? Por desgracia, permanecí en la misma escuela; me pusieron ‘Gonzo’ y ‘Calamardo’ por mi nariz. Había fiestas y no me invitaban; si me interesaba algún chico lo convencían de que era vergonzoso que alguien como yo estuviera tras él.
“Cuando pasé a segundo de secundaria comencé a usar lentes de contacto y, debido a la actividad que practicaba, bajé de peso; pero a su parecer seguía siendo una ‘ñoña’, así que mi cambió no sirvió de nada y continuaron rechazándome, al grado de que en varias ocasiones atentaron contra mis apuntes, tareas, trabajos y, en varias ocasiones, hasta me tiraron al suelo…
“Incluso tuve inicios de bulimia, pues yo seguía con la idea de que estaba gorda y que si adelgazaba, seguro me iban a querer un poquito”.
****
Lucas es un niño obeso, tiene 11 años y lleva cinco soportando intimidaciones. Estudia el sexto grado de primaria. Cuando empezaron las bromas más molestas que le hacía un niño en particular -hijo de la secretaria de la escuela-, pesaba 42 kilos y acababa de ingresar a esa escuela a cursar el segundo grado. Ese año nunca escuchó su nombre y sí “bola de grasa”, “el gordo”, “el pelota”. Cuando cursaba el quinto grado lo desnudaron en el lavabo y le escondieron la ropa. Lucas, un chico muy tímido, reaccionaba al principio llorando. Ahora se le puede ver por el patio de la escuela. Solo. Derrotado.
México, primer lugar en acoso escolar a nivel internacional según la OCDE
México, primer lugar en acoso escolar a nivel internacional según la OCDE
Si alguien hubiera hablado con él cuando se sintió humillado en la clase de gimnasia -el día que el profesor le gritó “corre gordo, baja la tripa” porque iba más lento que los demás- tal vez sabría defenderse. En ese momento todos rieron y Lucas se sintió doblemente humillado.
Lucas se culpa de lo que le sucede. Hay una profesora que sabe de su calvario, pero el colegio no toma medidas. El se esfuerza por agradar, pero su actitud causa el efecto contrario: exaspera al “bully”, uno de sus agresores, y cada día soporta más golpes, codazos y empujones. ¿La última vejación sufrida? Le orinaron la mochila en uno de los recreos.
****
Los casos de Alejandra y Lucas son dos de los más de 18 millones de alumnos de primaria y secundaria, tanto públicas como privadas, que sufren de bullying en nuestro país de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que coloca a México en el primer lugar internacional en acoso escolar.
Lo anterior, a pesar de que en agosto de 2011, como parte de las acciones que impulsa la Secretaría de Educación Pública (SEP) para garantizar condiciones de seguridad en los centros educativos del país -por conducto de la Alianza por la Calidad de la Educación y del Programa Escuela Segura-, se implementó el Marco para la Convivencia Escolar en planteles de preescolar, primaria y secundaria, así como de educación especial del Distrito Federal, cuyo objetivo principal es combatir el bullying.