Huelgas en Brasil ponen en peligro el Mundial de Futbol

0
125

Conductores de autobús, profesores y policías interrumpen sus actividades
Conductores de autobús, profesores y policías interrumpen sus actividades
RIO DE JANEIRO, 22 de mayo (Al Momento Noticias).- El Mundial de Futbol de Brasil 2014 se tiene previsto que inicie el 12 de junio, a menos que una huelga  generalizada dejara paralizado al país. Este escenario no se ve tan lejano de seguirse sumando grupos de profesionistas y sociales que amenazan con boicotear el Mundial.
Esta semana han sido los conductores de autobuses y policías; es decir, los responsables del transporte y la seguridad del país, quienes decidieron cruzarse de manos, ambos sectores vitales para celebrar la Copa del Mundo.
Mientras los conductores y los responsables de cobrar el billete del autobús interrumpen sus actividades en las dos mayores ciudades brasileñas, Río de Janeiro y São Paulo, la Policía Civil dejó de trabajar durante 24 horas en 13 de los 27 estados del país.
Además los agentes de la Policía Federal y de la Policía Rodoviária (de carreteras) promueven una marcha en Brasilia, la capital, para reivindicar una nueva política de seguridad pública.
“El Gobierno lleva cinco años sin hacernos caso. Muchos pueden pensar que estamos aprovechando este momento del Mundial para llamar la atención, pero no es nuestra intención. No queremos perjudicar al Gobierno, solo queremos que nuestras reclamaciones sean atendidas”, aseguró el presidente de la Federación Nacional de los Policías Federales, Jones Leal.
Sin embargo no sólo en seguridad y transporte ha habido paralizaciones, también los profesores de la redes municipales de educación llevan casi 30 días sin dar clases en la capital paulista y la ola de huelgas que agita Brasil desde abril se intensifica en vísperas del Mundial.
Incluso los trabajadores de 30 museos públicos han dejado de atender a los visitantes en varias ciudades.
El Consistorio de Sao Paulo calcula que la paralización afecta a 1.5 millones de viajeros al día.
Ayer, São Paulo llevaba casi 48 horas con varias líneas de autobuses fuera de circulación.
De momento, los dueños de los microbuses privados han sido los únicos en beneficiarse de la paralización: han explotado el servicio de forma irregular, cobrando seis reales por el transporte, el doble de la tarifa oficial.
En el caso de los policías, los investigadores y agentes reclaman reajustes salariales y mejoras en la “política de seguridad”.
La huelga de los policías militares comenzó la pasada semana en Bahia y Pernambuco (Estados de la región noreste) donde los agentes, que trabajan en la seguridad preventiva, interrumpieron su trabajo por algunos días.
En ambos casos y frente al recrudecimiento de la violencia, los gobiernos actuaron para evitar que sus ciudadanos y el turismo fueran afectados. S

AMN.MX/fm