Inseguridad en NL sigue en aumento: Observatorio Ciudadano

0
40

Delitos como homicidios dolosos, extorsión, secuestro y robo con violencia mantienen un nivel más elevado a finales del año 2017, comparativamente con el año 2015 en las mismas fechas, dio a conocer el Observatorio Ciudadano de Nuevo León.

Al cierre del primer semestre del año, Nuevo León ocupó la sexta posición como el estado con mayor número de delitos del fuero común registrados a nivel nacional, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En este nuevo análisis que fue dado a conocer este día se hace un balance de lo que ha sucedido con las administraciones municipales del área metropolitana y estatal en la incidencia delictiva a dos años haber iniciado con sus gestiones, resultados que no encontramos alentadores.

El Pulso Metropolitano de Seguridad de septiembre de 2017 refleja que tan sólo 9.5% de los habitantes del área metropolitana se sienten seguros, un retroceso pronunciado si lo comparamos con el Pulsómetro de 2015, cuando 17% de los ciudadanos dijo sentirse seguro de vivir en el estado. Esta situación se refleja en los resultados de los índices delictivos oficiales.

Entrando a detalle sobre los delitos de alto impacto observamos que:

Homicidios dolosos. En dos años de administración estatal los homicidios dolosos crecieron 42%, de enero-octubre de 2015 contra el mismo periodo de 2017 pasaron de 395 a 559 denuncias, con una tasa por cada 100,000 habitantes que pasó de 7.72 casos a 10.92 en los dos periodos observados. Esto llevó a Nuevo León de ocupar la posición número 12 en 2015, a ser el estado número 16 en 2017, en cuanto a homicidios dolosos a nivel nacional.

En el área metropolitana, los municipios con aumentos más notorios fueron Escobedo por un lado, que registra un incremento de 170%, de 20 a 54 casos, al comparar enero-octubre de 2015 frente al mismo periodo de 2017, lo que significa un aumento de la tasa por cada 100,000 habitantes de 4.70 a 12.70.

Por otra parte, Cadereyta tuvo un incremento de 93% entre enero-octubre de 2015 vs 2017, al pasar de 27 a 52 denuncias, una tasa por cada 100,000 habitantes que pasó de 28.26 a 54.43 homicidios dolosos.

En el resto del estado, el municipio de Ciénega de Flores registra un alza de 467% al pasar de 3 a 17 denuncias entre enero-octubre 2015 y 2017. Lo anterior refleja una tasa de homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes que pasó de 7.02 a 39.80.

En tanto que Salinas Victoria tiene un incremento de 125%, es decir, una tasa de homicidios dolosos por cada 100,000 habitantes que pasó de 14.76 a 33.22 casos si mantenemos el comparativo de los mismos periodos enero-octubre 2015 y 2017.

Extorsión. A nivel estatal este delito registra un incremento entre el periodo enero-octubre de 2015 frente a enero-octubre de 2017, de 46%, al subir de 407 a 594 casos. En este periodo de dos años la tasa de extorsión por cada 100,000 habitantes en Nuevo León pasó de 7.95 a 11.60 casos. En la actualidad Nuevo León ocupa el tercer lugar con mayor número de extorsión en país. Los municipios con mayores aumentos entre los periodos enero-octubre 2015 vs 2017 fueron:

Apodaca: con un alza de 75%.
Cadereyta, con un aumento de 71%.
Linares muestra un alza de 87.5%, la tasa de extorsiones por cada 100,000 habitantes pasó de 7.38 a 23.99 casos comparando ambos periodos.
Salinas Victoria también tuvo un alza de la tasa de extorsión por cada 100,000 habitantes de 7.30 a 23.99 casos.

Secuestro. A nivel estatal en el primer año del sexenio se registró un incremento del 29%, de enero-octubre 2015 vs 2016, al pasar de 17 a 22 denuncias. Sin embargo, si se compara el año 2015 contra 2017, en los periodos enero-octubre, el alza es 82% al pasar de 17 a 31 casos. En el comparativo a nivel nacional, Nuevo León pasó de ocupar la posición número 30 en 2015 a la posición 9 en 2017 de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, lo cual debería prender señales de alarma en nuestras autoridades.

Monterrey es el municipio con más casos de secuestro entre los periodos enero-octubre 2015, 2016 y 2017, con 2, 4 y 5 casos respectivamente, lo que equivale a un total de 11 denuncias. En este sentido, comparando 2015 contra 2017, los secuestros se han incrementado un 150%.

El segundo municipio con mayores niveles de secuestros es Apodaca, que pasó de tener 3 casos en 2015, 1 en 2016 y 5 en 2017.

Allende es el tercer municipio que concentra más casos de secuestro, especialmente entre el año 2016 y 2017, al pasar de 1 a 4 denuncias.

Robo con violencia. Comparando el periodo enero-octubre 2015 vs 2017, los robos con violencia aumentaron en un 12%, de 3,245 a 3,641 denuncias. Si se compara enero-octubre de 2016 vs 2017 se observa una tendencia de disminución de 27% en el número de casos; sin embargo, no se recuperan los niveles observados en el año 2015.

A nivel municipal, Cadereyta es donde mayores incrementos se registraron entre el periodo enero-octubre 2015 vs 2017, un 102%, al pasar de 59 a 119 denuncias.

En Escobedo para estos mismos periodos se registra un incremento de 54%, al pasar de 177 a 273 denuncias.
En García el robo con violencia subió 86%, al pasar de 86 a 160 denuncias si comparamos los periodos enero-octubre de 2015 vs 2017.

No todos los municipios presentan tendencias negativas. Debemos comentar el caso de San Pedro, donde el robo con violencia disminuyó en forma significativa. De enero a octubre de 2016 vs el mismo periodo de 2017, las denuncias registradas pasaron de 97 a 36, un 63% menos. Mientras que si comparamos enero-octubre de 2015 vs 2017, la reducción es del 25%, al pasar de 48 a 36 denuncias.

Si bien vemos que el año 2017 fue más favorable en cuanto a la reducción de estos delitos de alto impacto, es también innegable que no se han podido recuperar, en la mayoría de los casos, los niveles del año 2015.

El Observatorio Ciudadano de Nuevo León es una iniciativa de análisis de la seguridad en la entidad a partir de las denuncias de la Procuraduría General de Justicia del Estado en busca de incidir en las estrategias de seguridad. Es conformado por Consejo Cívico, Caintra Nuevo León, Coparmex Nuevo León y Canaco Monterrey.