Lamenta Secretaría de Economía cancelación de planta de Ford

0
129

El Gobierno mexicano dijo hoy lamentar que Ford cancelara una inversión de 1,600 millones de dólares para construir una planta en San Luis Potosí e indicó que controlará que la empresa automovilística reponga los recursos que este estado del centro-norte del país ya destinó al proyecto.

“El Gobierno de México lamenta la decisión de Ford Motor Company de la cancelación del proyecto de inversión en San Luis Potosí y ha asegurado la reposición por parte de la compañía de cualquier erogación realizada por el Gobierno estatal para la facilitación de esta inversión”, indicó la Secretaría de Economía en un boletín.

Ford canceló este martes la inversión de 1,600 millones de dólares en la localidad mexicana de San Luis de Potosí, donde tenía previsto construir una nueva planta de montaje de vehículos.

La firma automotriz también anunció que producirá la nueva generación del modelo Focus en la planta de montaje de la ciudad mexicana de Hermosillo “para mejorar la rentabilidad de la compañía”, y que invertirá 700 millones de dólares en la fábrica estadounidense de Flat Rock (Michigan).

Según la Secretaria de Economía (SE), el crecimiento de Ford en América del Norte, y especialmente en México, “ha respondido a una estrategia de competitividad basada en cadenas globales de valor, en donde Norteamérica compite con otras regiones del mundo”.

De esta manera, los empleos generados en México “han contribuido a mantener empleos manufactureros en Estados Unidos, que de otra forma hubieran desaparecido ante la competencia asiática”, consideró.

En el escrito, el Gobierno federal manifestó su “compromiso de seguir haciendo de México” un país “más competitivo para la inversión nacional y extranjera”.

“Asimismo, México reafirma su posición frente a un esfuerzo de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que fortalezca las capacidades competitivas de América del Norte y de cada uno de sus integrantes”, indicó.

El presidente electo de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, tiene intención de renegociar este tratado que, considera, ha perjudicado desde su entrada en vigor en 1994 a la industria, el comercio y el empleo de la primera potencia mundial, beneficiando especialmente México.

La inversión en San Luis de Potosí era parte de la estrategia de Ford de producir sus vehículos más pequeños en México, donde los costes laborales son un tercio de los de Estados Unidos, para aumentar la rentabilidad de los automóviles más baratos.

En una entrevista hoy con la televisión estadounidense CNN, Fields negó que la cancelación de la inversión en México fuese una concesión al presidente electo. “No hemos llegado a un acuerdo con Trump. Lo hemos hecho por nuestro negocio”, declaró.

Los planes de producción del fabricante estadounidense en México han sido frecuente objetivo de los ataques de Trump en los últimos meses. En septiembre de 2016, Trump amenazó con aranceles aduaneros del 35 % a los productos de Ford producidos en México.