Llamado de advertencia a conductores ebrios

0
151

Por Jesús Hernández


Monterrey NL.- Ante la grave incidencia de accidentes mortales provocados por conductores ebrios y la exigencia de la comunidad para que se endurezcan las sanciones, el diputado local del PAN, Enrique Barrios, lanzó un llamado a la actual legislatura para que analice, a través de mesas de trabajo, el marco legal de las penas que se aplican a los infractores.

Este lunes el legislador albiazul presentó la solicitud para la realización de estas mesas de trabajo,  a través de un documento entregado en la Oficialía de Partes del Congreso Local.

En el oficio, el legislador panista solicita que se lleve a cabo un análisis del marco jurídico  aplicable a los casos de homicidios y lesiones ocurridos en accidentes de tránsito cuando el conductor se encuentra bajo los influjos del alcohol.

La petición fue dirigida a las comisiones de Legislación y Puntos Constitucionales y a la de Justicia y Seguridad Pública, para que de manera coordinada citen a las mesas de trabajo.

Enrique Barrios Rodríguez aseguró que ya es tiempo de analizar a fondo la problemática, que tiene más de una década estancada.

“Todo mundo le tiene miedo a proponer penas porque parece que es muy popular tomar alcohol y manejar creo que ha faltado voluntad, valor para decir un hasta aquí.

 “Yo le echo la culpa un poquito al ex gobernador Natividad González Parás porque él no quiso que fuera delito en la legislatura del 2003 al 2006 él veto esa posibilidad y nos conformaron con una reforma secundaria a la ley de alcoholes para que los restaurantes verificaran con un alcoholímetro, el nivel de embriaguez de sus clientes”

El Diputado del PAN aseguró que el tema tiene una década en discusión y nunca se ha hecho un análisis adecuado.

 “Algo está mal en nuestra legislación, no puede ser posible que quien tiene seguro salga como si nada y quien no tenga este en prisión y que conducir ebrio no esté sancionado actualmente sólo se hacen acreedores a multas en materia  de transito pero tenemos que poner en la mesa el análisis la opinión de los municipios, de las organizaciones ciudadanas y de todas las personas que tengan algo que decir porque no podemos permitir más muertes por este tema.

“Son muertes absurdas, son muertes que no deberían de pasar y sin embargo tenemos una década hablando de esto del tema en el 2004 yo presenté una iniciativa para que conducir ebrio fuera considerado un crimen y se desechó en este mismo Congreso aduciendo que era una pena muy dura y sin embargo de esa década a hoy  han muerto más de 300 personas a manos de conductores en estado de ebriedad por lo que ya es tiempo de que hagamos algo”,  afirmó.

Finalmente, el legislador de Acción Nacional estimó que en Nuevo León deberían de aplicarse penas más severas para los conductores ebrios tal y como pasa en otros países.