Nissan Mexicana destaca modernización de talleres de hojalatería y repintado

0
44

Notimex. 27.06.2017

Nissan Mexicana anunció una inversión mínima de 220 millones de pesos de sus distribuidores en la transformación de sus talleres de hojalatería y repintado, en donde se busca que el vehículo colisionado se repare al nivel de producción y recupere su valor como unidad original. Lo anterior se dio a conocer en un recorrido por el taller Jidosha, en esta entidad, el más grande de América Latina con capacidad de atender 200 unidades al mismo tiempo y en el que se invirtió 18 millones de pesos en su modernización. La idea del taller de hojalatería y pintura se transforma en el concepto de toda una línea de re-manufactura para vehículos siniestrados. Con equipos de alta tecnología para diagnosticar la unidad, hasta el enderezado por precisión de las piezas y repintado, Nissan Mexicana planea evolucionar sus 166 talleres en igual número de distribuidoras para garantizar al usuario Nissan o Infiniti la reparación de la unidad con los más altos estándares de calidad. El director de Postventa de Nissan Mexicana, Daniel Pelayo, informó que se estima que la totalidad de los talleres evolucione a la más alta tecnología para que a más tardar hacia el año 2021 todos cuenten con el mismo estándar de calidad. En conferencia de prensa posterior a un recorrido por Jidosha, propiedad del inversionista Mario Andrés Zepeda, el directivo de la marca automotriz dijo que la evolución de todos los talleres será paulatina con una inversión mínima de 2.2 millones de pesos para la adquisición de la tecnología. Y es que la tecnología de punta consta de bancos de estiraje de lámina con capacidad de mover piezas de un vehículo de hasta 2.5 toneladas con absoluta precisión, para alinear vehículos “descuadrados” en choques. Asimismo, la línea de re-manufactura tiene un banco de pruebas que determina daños estructurales y permite su alineación con un margen de error permitido de entre uno y tres milimetros, cuando en los métodos artesanales la desalineación llega a ser de hasta 20 milímetros, lo que provoca inestabilidad de la unidad. Entre los nuevos equipos que proceden de Gran Bretaña e Italia, los talleres cuentan con soldadoras de puntos de resistencia que sustituyen al tradicional proceso de soldadura por presión con calor y la unión entre el laminado vuelve a ser el de fábrica. Las cabinas de pintado son por completo cerradas y con filtros que captan el exceso de pintura para protección del trabajador y de la misma unidad. Los vehículos son reparados por completo en un plazo promedio de 15 días, aunque existe el servicio express para golpes leves y la unidad puede ser liberada en un día. De los 166 talleres de hojalatería y pintura que tiene Nissan Mexicana en el país, aún faltan unos 100 para completar la modernización y se espera que esta quede concluida alrededor del año 2021. Nissan Jidosha, que en español significa movilidad, se ubica en un terreno de 10 mil metros cuadrados, el taller más grande de la región.