Papa planta un árbol en Jerusalén

0
104

El papa Francisco alentó hoy a los creyentes a mantener “el entusiasmo y la confianza en nuestro camino y en nuestra misión” y a no dejarse vencer “por el miedo y la desesperanza”.

Francisco reflexionó así durante su visita al Huerto de Getsemaní, donde celebró su penúltima parada en su peregrinación por Tierra Santa con un encuentro ecuménico con religiosos, abrumado por los sentimientos que le asaltaron en el lugar donde Cristo oró antes de someterse a la voluntad divina que lo llevaría a la cruz.
“Ustedes, queridos hermanos y hermanas, están llamados a seguir al Señor con alegría en esta Tierra bendita. Es un don y una responsabilidad. Su presencia aquí es muy importante; toda la Iglesia se lo agradece y los apoya en la oración”.
El pontífice aseguró sentir “casi temor” al acercarse a los sentimientos que Jesús experimentó en las últimas horas, acercándose “de puntillas en aquel espacio interior donde se decidió el drama del mundo”.
Tras la meditación y según fuentes de la Custodia de Tierra Santa, Bergoglio realizó su aportación a tan histórico lugar con la plantación de un olivo en el Huerto, como ya hiciera hace 50 años Pablo VI, en un gesto considerado por la Custodia como un “augurio de paz y prosperidad para Tierra Santa”.
“Este árbol es un símbolo de paz y todos deseamos que el viaje del pontífice dé abundantes frutos de paz”, deseó fray Benito José Choque, el franciscano de la Custodia de Tierra Santa responsable del convento y de la basílica.

Con este gesto, Francisco puso casi punto y final a su viaje de tres jornadas por la región antes de participar en una misa en el Cenáculo, edificio en disputa entre la Iglesia Católica e Israel.