“Rechazo a cuenta pública es tema político”: Jaime Rodríguez 

0
146

Tanto el “Cobijagate” como las observaciones en torno al ejercicio de los recursos públicos en García, aseguró, son un tema resuelto.
Monterrey, N.L.-El rechazo del Congreso local a la cuenta pública 2015 por el “Cobijagate” es un tema político, consideró ayer el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

En entrevista, tras encabezar un evento público, el mandatario estatal señaló que una prueba de ello es el hecho que los diputados volvieron a dictaminar la cuenta 2012 del municipio de García, correspondiente a su trienio como alcalde de la municipalidad.

Tanto el “Cobijagate” como las observaciones en torno al ejercicio de los recursos públicos en García, aseguró, son un tema resuelto.

“Obviamente es un tema más político que administrativo, el tema del rechazo más bien lo veo como un tema político”.

“Esto es algo que es una perversidad del Congreso, eso es algo que nunca he estado de acuerdo ni estaré… el ejercicio de someterlo a votación es un tema quizá inútil que finalmente le da la percepción a los ciudadanos que todo está mal”, expuso.

Explicó que en el asunto de las cobijas, desde el año anterior, la Subprocuraduría Anticorrupción interpuso una denuncia penal e incluso se obtuvo la reparación del daño.

Por su parte, en la cuenta pública de García, dijo, la administración solventó las observaciones.

“Es un tema (el Cobijagate) que ya tienen un año y medio que ya está resulto, respecto a eso ya hay sanciones y hay recuperación del patrimonio del estado”.

“En el caso de cuando fui alcalde me rechazaron las tres y ahora vuelve a meter al Congreso la del 2012, no me explico eso, esa (cuenta) ya estaba dictaminada, inclusive se emitieron observaciones que hizo la propia Auditoría y que las compensamos yo mismo trabajé en ese tema”.

Sentido en el que insistió en la necesidad de crear una Auditoría Superior del Estado, independiente del Poder Legislativo. 

Al igual que el Sistema Anticorrupción, resaltó, la Auditoría debe estar separada de ambos entes.

“Es un tema que está viendo políticamente el Congreso, yo siempre he dicho que la Auditoría Superior no debe de depender del Congreso, siempre hay un tema político”.

“Los diputados deben de tomar ya una decisión, así como lo están haciendo con la fiscalía anticorrupción, la Auditoría debe ser un organismo autónomo que no dependa del gobierno ni del Congreso”.

Dicho escenario, agregó, permitiría al ciudadano tener la certeza de confiar, mientras que el gobierno podría actuar sin miedo de que los diputados rechacen sus cuentas por tintes políticos.