Refuerza Estado seguridad con 500 militares y 318 nuevos policías estatales

0
34

El Gobierno Ciudadano fortaleció la seguridad de Nuevo León con el arribo de 500 nuevos policías militares y la graduación de 318 cadetes que se incorporan como nuevos policías estatales.

Sobre la Carretera a Saltillo, el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón, acompañado por el Comandante de la Séptima Zona Militar, Rigoberto García Cortés, dio la bienvenida al nuevo batallón de la Policía Militar, que a partir de hoy apoyará al Estado en las labores de seguridad en la zona metropolitana.

Minutos después, en la explanada de la Universidad de Ciencias de la Seguridad, ante familiares y amigos de los cadetes graduados, El Bronco expresó que las contribuciones de los nuevoleoneses se destinarán a la seguridad pública y cubrir las herramientas necesarias para que los nuevos policías cumplan su labor.

“Hoy este día quiero decirles a los contribuyentes de Nuevo León, aquellos que pagan sus impuestos de manera responsable y puntual, aquí está su impuesto”, manifestó el Mandatario estatal.

“En ellos (nuevos policías) vamos a invertir lo que nos están confiando para que nosotros lo administremos bien, en esta nueva generación y en las nuevas generaciones que vamos a formar en los próximos días”.

Este año, indicó el Mandatario estatal, reclutarán mil elementos más.

Este batallón se suma a otro de 500 elementos que desde marzo pasado colabora con las tareas de seguridad de Nuevo León.

Los 500 nuevos policías militares, agregó el Gobernador, se incorporan al trabajo del Estado para ayudar a la seguridad.

Cuauhtémoc Antúnez, Secretario de Seguridad Pública, refrendó el compromiso del Gobierno Ciudadano para fortalecer la corporación policiaca y recuperar la confianza de la ciudadanía

Señaló que en octubre del 2015, cuando inició la actual Administración, se contaba con 5 mil 700 policías, mientras que a la fecha el número se elevó a 6 mil 600.

A los nuevos policías, 245 de Fuerza Civil, 38 de Protección Institucional y 35 guardias y custodios penitenciarios, los convocó a trabajar con honestidad, disciplina y fuerza, en irrestricto apego a los derechos humanos.