Rusia empieza a retirar a sus fuerzas de Siria tras la toma de Alepo

0
24

Moscú, 6 Ene (Notimex).- El ejército ruso comenzó este viernes a retirar a parte de sus fuerzas en Siria por orden del presidente Vladimir Putin, tras la reciente toma de la ciudad de Alepo, informaron autoridades militares.

Rusia está comenzando a retirar sus fuerzas de Siria y su grupo de portaaviones será el primero en salir, indicó el jefe de las fuerzas armadas, general Valery Gerasimov, reportó la agencia de noticias Interfax.
El Estado Mayor del ejército ruso ha ratificado el inicio de las operaciones “para la reducción del contingente militar” a través de un comunicado adicional recogido por la agencia de noticias Sputnik.
Gerasimov destacó que los navíos de la agrupación naval rusa de la Flota del Norte encabezada por el portaaviones Admiral Kuznetsov serán los primeros en abandonar la zona del conflicto.
Recordó también que desde el 30 de diciembre en Siria está vigente el alto el fuego que no se extiende a los grupos terroristas, en referencia al Estado Islámico, particulamente.
Se trata de la tregua mediada por Rusia y Turquía, que son países garantes de la misma y controlan su cumplimiento mediante una comisión mixta. El 31 de diciembre la tregua fue avalada por la resolución 2336 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
En la retirada de las fuerzas rusas ha sido instrumental la reciente toma de la ciudad siria de Alepo, según ha declarado Gerasimov.
“Estoy seguro de que servirá de base para la solución política al conflicto”, aseveró el jefe del Estado Mayor, quien además ha manifestado que la “tregua nacional” declarada el pasado 30 de diciembre no es sino una “constatación de este hecho”.
La ciudad de Alepo en poder de los rebeldes desde hace dos años fue recuperada por las fuerzas leales al gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad el mes pasado, debido en gran parte al apoyo que proporcionó la aviación militar rusa.
La operación bélica rusa (iniciada oficialmente el 30 de septiembre de 2015) es la primera emprendida por el Estado ruso actual en un territorio externo a las fronteras de la antigua Unión Soviética.
Moscú considera que el empleo de su aviación y su armada para lanzar mortíferos artefactos contra la oposición al presidente Bashar al Asad ha sido decisivo para forzar un diálogo que se pretende lo más amplio posible en Siria.