Son ajustes de cuentas no guerra de carteles; dice Aldo Fasci 

0
92

El fiscal federal muerto en un ataque a balazos la noche de este martes sufrió un atentado con anterioridad.
Monterrey, N.L.-Inactivo desde hace más de un año, el fiscal federal muerto en un ataque a balazos la noche de este martes sufrió un atentado con anterioridad.

Aldo Fasci Zuazua, vocero estatal del Grupo de Coordinación Operativa en Seguridad, indicó que esta es una de las líneas de investigación que se siguen en el caso.
 
Identificado como Miguel Huerta Rosales, de 49 años, el fiscal que operaba en el estado de Jalisco, se encontraba incapacitado desde hace más de un año.

Sin embargo, originario de Monterrey y egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, tenía residencia en la entidad.

“No era un fiscal activo, estaba incapacitado”.

“Él había tenido un atentado, sufrió un atentado en el 2009 en Chihuahua, él estaba actualmente adscrito a Jalisco y tenía 12 o 13 meses incapacitado por secuelas del anterior atentado”, expuso.

Sentido en el que se investiga si su muerte tienen vínculos con el balazo en la cabeza que recibió años atrás.

“Vamos a ver si estaba ligado al anterior atentado o no, y ver que hizo todo este tiempo que no estuvo en funciones”.

Otra de las líneas de investigación se relaciona con sus actividades fuera de su profesión, relacionadas con casas de cambio.

“(También se investigan) las actividades que él tenía en sus negocios que tienen que ver con casas de cambio, se están revisando”, agregó.

Se prevé que el caso sea atraído por la autoridad federal.

La noche de este martes, Huerta Rosales fue asesinado de un balazo en la cabeza a bordo de su camioneta.

Acompañado de su esposa, quien presenta heridas por esquirlas, el fiscal transitaba sobre la avenida Paseo de Los Leones.