Trump firma orden para acabar con cárteles y crimen organizado en EU

0
105

WASHINGTON. (EFE).- El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva para acabar con los “cárteles” del narcotráfico y otros grupos de crimen organizado “que se han extendido por todo el país”.

Trump firmó además otras dos acciones ejecutivas, una destinada a crear “un grupo de trabajo para reducir el crimen violento” en EU y otra en la que pide a su equipo que elabore un “plan para detener los crímenes violentos contra los agentes que aplican la ley”.

Hoy voy a firmar tres acciones ejecutivas diseñadas para restaurar la seguridad en Estados Unidos”, dijo Trump en declaraciones a la prensa durante la toma de posesión de su fiscal general, Jeff Sessions, en el Despacho Oval.

La primera de ellas pide “al Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional que tomen todas las acciones necesarias y legales para romper la estructura de los carteles criminales que se han extendido por todo el país y que están destruyendo la sangre de nuestros jóvenes”, aseguró.

Al firmar la orden unos minutos después, Trump especificó que iba dirigida contra “las organizaciones criminales trasnacionales”, como las procedentes de México, aunque no llegó a citar al país vecino.

El consumo de heroína y las muertes relacionadas con ello se han disparado en los últimos años en EU, especialmente entre la comunidad blanca de clase media, y Trump prometió durante su campaña luchar contra esa “epidemia” mediante la mano dura a la inmigración y el tráfico de drogas que entran al país por la frontera sur.

Una nueva era de justicia comienza, y comienza ahora mismo”, sentenció Trump al firmar sus acciones ejecutivas, en la que quiso que ese mensaje quedara bien claro “a los miembros de bandas criminales y los narcotraficantes”.

La segunda acción ejecutiva firmada por Trump tiene que ver con su preocupación por el auge de los crímenes violentos en EU, especialmente en ciudades como Chicago.

Trump aseguró este martes que la tasa de asesinatos en EU es la más alta en 47 años, un dato falso que contrasta con las estadísticas oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI), que sitúan ese índice en un nivel muy inferior al de las décadas de 1980 y 1990.

La última orden que firmó Trump busca proteger a los policías y agentes de seguridad de todo el país que, a su juicio, han aumentado por una falta de aplicación de la ley, en medio de un auge en las tensiones raciales en varias ciudades donde los activistas denuncian un aumento en la violencia policial contra los afroamericanos.